salud
Recién término de leer un artículo del Diario Rio Negro, del día de ayer y en la tapa del diario, estaba la noticia de que enfermos de cáncer del hospital de Viedma, en total unos sesenta pacientes tuvieron que discontinuar el tratamiento por falta de remedios oncológicos.

La dirección de oncológica del Hospital Zatti de Viedma dice que el problema lo tiene la empresa que distribuye los medicamentos, droguería Gavazza.

Ahora el punto es el siguiente, al tratarse de temas tan delicados como es la salud, sea cualquiera de las enfermedades que existan, y mas las de mayor complejidad, ¿Porque el Ministerio de Salud de la provincia, propone o el cambio de la misma?, ya que tiene en su haber varios retrasos, o una alternativa, otro canal de abastecimiento.

Que se tiene que esperar?, que los pacientes tengas problemas mayores, como en este caso, los pacientes oncológicos, tengan un avance de su enfermedad porque no se consiguen los remedios?

Que pasaría si este problema no sale publicado en algún medio? alguien haría reclamos mas allá de los pacientes o los familiares.

Y esto no problema no es de ahora ni de este lugar, Cipolleti, otra ciudad de Rio Negro, tiene demoras en la entrega de los remedios, empezaron con 10 días y después paso a mayores.

Creo que es hora de que la gente exponga estos problemas, como son los de la Salud, Educación, Justicia.

Estos tres puntos, creo que son los fundamentales para un funcionamiento básico de la comunidad.

La gente no tiene porque pasar por un hospital o una sala de primeros auxilios y le digan que se tiene que trasladar a otra zona, por cuestiones de falta de insumos básicos.

Se gastan miles de millones de pesos en traer un tren bala a la argentina, porque ese dinero que mas allá de que se pague a largo plazo, no se invierte, en Salud, Educacion, Rutas, etc.

El otro día escuchaba a Santiago Bilinkis, un emprendedor argentino, que nuestro país fue un país desarrollado, en estos últimos 30 años paso a ser subdesarrollado.

Subdesarrollado, con tren bala, y sin remedios en los hospitales.

La verdad que da vergüenza.

Victor Barrera.

Foto:Oliver