El 99 % de las veces, cuando me llegan mails en cadena, con archivos extensos de fotos, PowerPoints interminables, y con el clásico final “sino lo reenvias a 718 personas” te cae la maldición de tutankamon encima, y todo lo demás…

Pero hoy haciendo un poco de limpieza en la maquina, me encuentro con un .doc que guarde de un mail que me mando Natalia, mi mujer.

A veces, cuando pasa el tiempo, y no nos damos cuenta de la velocidad del mismo, estos pequeños recuerdos, tan simples y que nos han pasado a todos, te sacan una sonrisa, porque mas allá del despliegue de tecnología que tenemos hoy por hoy, me alegra haberlas vivido.

No se que serán las cosas que mi hijo pase cuando crezca, suscosas simples” que llegaran dentro de 30 años cuando reciba estas cadenas de mail, y que le saque una sonrisa como me pasa ahora a mi,pero me como me gustaría que el por lo menos las escuche o las lea de parte nuestra.

¿Te acordas de…?

“Aquel tiempo, cuando las decisiones importantes se tomaban con un práctico.”
“Cuando se podían detener las cosas que se complicaban con un simple…

Pido, pido…”

Los errores se arreglaban diciendo simplemente…
‘No vale, de nuevo… de nuevo…’

Tener dinero, sólo significaba poder comprarte una bolsa de papitas a la salida de la escuela…

Hacer un castillo de arena ,
podía mantenernos felizmente ocupados durante toda una tarde…

Para salvar a todos los amigos, bastaba con un grito:
“Salvación por mi y por todos mis amigos”

Siempre descubrías tus más ocultas habilidades, a causa de un
¿A que no te atreves?
El último que se queda es tonto!…
Era lo único que nos hacía correr como locos hasta que el corazón se nos salía del pecho.

Los globos de agua eran la más moderna, poderosa y eficiente arma que jamás se había inventado….

La palabra ‘GUERRA‘ sólo significaba arrojarse tizas y bolas de papel durante las horas libres en clase…
La mayor desilusión era haber sido elegidos los últimos en los equipos del recreo en la escuela…

Cuando ganarse un helado era la mejor recompensa de los padres…
Y quitarle las ruedas pequeñas a la bici significaba un gran paso en tu vida.
Cuando ponerte una CAMISETA a modo de capa te hacía soñar  y subido en cualquier escalón deseabas con todas tus fuerzas poder volar como Superman

Todas estas simples cosas nos hacían felices, no necesitábamos nada más que un balón, una muñeca y un par de amigos (as) con los que jugábamos  durante todo el día…

A veces uno elimina estas cosas cuando llegan, soy uno de ellos, pero a veces, por lo menos con estas cosas, que me tomo 1 minuto en leerlas me ponen contento, de que vivi eso, de que participe en una época adonde la plata, la rutina y la vida no me afectaban.

Dejo una foto aca, cuando ya empezaba a vivir esta época tan linda… miren el detalle de la decoración de la torta y el camioncito de plástico en la mesa…