Hace dos veranos atrás, me  doy cuenta que el mar es un tranquilizante para mi, y si hay una tormenta sobre la costa mas me gusta, esa energía que se concentra en el lugar es increíble.

EL año pasado en año nuevo, lo pase en Las Grutas, los 3 dias metido en el mar, trataba de alejarme de la gente y disfrutar nadando y viendo desde adentro toda su inmensidad.

Este video cada vez que lo veo, me traslada a ese momento.